Supremacía Femenina Matriarcal y Matrifocal. Yo, Reina Madre.

Posted on Posted in Sin categoría

Me llena de alegría y orgullo compartir con todos vosotros que Mi tercer hijo, fruto de Mi tercer matrimonio, está en camino, ya en el quinto mes. Es por eso que hoy Me dirijo a tod@s vosotr@s allí donde estéis, integrantes o aspirantes a Mi séquito – Mis caballeros de la Mesa Redonda y servidores devotos, compañer@s de juego y perversión, seguidores y admiradores, para haceros participes de la magia del Milagro de la Vida que hoy reside en Mi.

Como Mujer, firme creyente y defensora de la figura y rol de la Mujer moderna como líder en la sociedad y la familia, y cómo Dómina de fuertes convicciones, este hecho no es más que la confirmación de lo que muchas Mujeres intuyen y algunas ya sabemos a ciencia cierta: En Nosotras se encuentra el verdadero Poder, el origen de la energía vital de nuestra especie y es por ello que tenemos la Responsabilidad de gobernar nuestras vidas y Dirigir nuestro entorno cómo solo Nosotras sabemos hacerlo: Con instinto, sabiduría y disciplina.

Los que Me conocéis sabéis de sobra que tengo especial debilidad por la disciplina y el protocolo en Mi actuar e interactuar, así ha sido, es y será. Es algo que me define y de lo que sin duda, tras cruzar el umbral del ámbito vocacional al profesional hace ya algunos años, Me siento orgullosa. Lo disfruto, Me encanta y pienso seguir disfrutándolo hasta Mi último aliento.

Al hilo del poder y la responsabilidad que entraña la Mujer, quiero aprovechar para lanzar una reflexión a todos vosotros, pero especialmente a todas Vosotras. ¿Qué sentido tiene quejarse amargamente de la debilidad moral de un hombre y de su mal saber hacer, si somos Nosotras, Amas e Institutrices de nuestros esclavos, Mujeres de nuestros maridos y Madres de nuestros hijos, las que PODEMOS educarles y por ende, DEBEMOS hacerlo? En Mi opinión, la Supremacía Femenina, no trata solamente de llevar unos tacones, enfundarse en cuero y látex y propinar latigazos y refinadas torturas, lo cual no mentiré, Me encanta. Creo que el verdadero sentido de la Supremacía Femenina, trata precisamente del hecho acerca del cual os invitaba a reflexionar unas líneas atrás: El Poder y la Responsabilidad de la Mujer como Líder Natural y de pleno derecho.

No deseo que nadie se equivoque: No por estar embarazada voy a dejar de practicar lo que más Me apasiona en esta vida, DOMINAR e INSTRUIR y mucho menos dejar de disfrutar y entretenerme con todos vosotros. De hecho, a no ser que por recomendación médica y de salud, se determine, una Mujer embarazada, adoptando unas mínimas medidas de precaución es plenamente funcional y además, para eso estáis vosotros, para complacernos y hacernos la vida más fácil y agradable ¿o no?. Por este motivo lo dejo claro: Nada más alejado de la realidad. Me siento en Mi mejor momento y con fuerza y energía renovadas para llevar Mi actividad a un nivel superior. Me desborda una sensualidad y un instinto que Me hace desear explorar nuevos juegos y fantasías. Es Mi voluntad y así será. Como siempre, con quién tenga el valor y la calidad personal suficiente para estar en Mi presencia.

Dominatrix Ira von Mesmer.

 

ACTUALIZACIÓN (21 NOV 16):

Aquí os dejo unas fotos de la semana pasada, después de 8 meses de gestación. Yo, Reina Madre. Más cruel que nunca. ¿Te atreves a estar a Mis pies y complacer Mis antojos perversos?

 

Deja un comentario